Embarazo postérmino

El embarazo promedio dura alrededor de 40 semanas después del último período menstrual, pero solamente el 5 por ciento de las mujeres dan a luz en su fecha probable de parto, pudiendo producirse partos prematuros o embarazo postérmino.

postermino3
Algunas mujeres dan a luz dos semanas antes, y otras dos semanas después, y todas se consideran “a término”. De acuerdo a la definición médica, usted no presenta un embarazo después de término hasta que sobrepasa las 42 semanas.

Sólo un pequeño número de embarazos dura más de este tiempo y nadie sabe el por qué. No obstante es importante para nosotros y el médico que no se pase de la fecha probable de parto ya que aumenta la probabilidad de ciertas complicaciones.
De 40 a 42 semanas los aumentos de complicaciones son pequeños, pero después de 42 semanas, en lo que podríamos catalogar como un embarazo postérmino, escalan a un nivel que es más preocupante.

La peor complicación es la muerte perinatal también llamada mortalidad perinatal; las probabilidades de esta muerte aumentan después de 41 o 42 semanas y se duplican para la semana 43.

postermino2
Esta situación no es tan terrible como parece porque el número efectivo de muertes es muy bajo. La gran mayoría de bebés postérmino nacen sanos. Aún en la semana 44, el punto en el cual las tasas de mortalidad perinatal se cuadruplican, el 95 por ciento de los bebés nace bien si se hacen las pruebas adecuadas.

El aumento de las tasas de mortalidad en embarazo postérmino involucra varios factores, en primer lugar la placenta puede funcionar en forma eficiente solamente por un lapso definido de tiempo.

Afortunadamente, la mayoría de las placentas tienen una “reserva” y aún trabaja después de 40 semanas, pero algunas no duran tanto. Si la placenta no puede proveer suficientes nutrientes al bebé, éste puede perder peso si permanece en el útero.

Otro factor que puede producirse en un embarazo después de término, es que el volumen de líquido amniótico puede disminuir. Este volumen alcanza su máximo cerca de las semanas 34 a la 36 de gestación, y comienza a decrecer lentamente después de ese momento.

postermino1
La mayoría de las veces, una cantidad adecuada de líquido queda todavía después de 40 semanas. No obstante, en ciertas ocasiones, el líquido baja a un nivel que los médicos consideran muy bajo.

En este caso, el cordón umbilical tiene probabilidades de comprimirse y los médicos pueden recomendar que se induzca el parto. Otra posibilidad que se puede dar en el embarazo postérmino es que el bebé puede defecar por primera vez mientras se encuentra en el útero.

Por último señalar que en un embarazo postérmino en el cual la placenta sigue funcionando normalmente, el bebé continúa creciendo. Por tanto, los bebés postérmino tienen más probabilidades de ser muy grandes o grandes para su edad gestacional.

Fotos: mamateta, aorana
Video: lamamipedia

Comparte y Disfruta!


    Deja tu Comentario